En 2011 Kike Ferrari (Almagro, 1972), publicó en Argentina Que de lejos parecen moscas, novela que al año siguiente lo hizo merecedor del Premio Memorial Silverio Cañada a la Mejor Opera Prima Criminal en la Semana Negra de Gijón y llamó la atención de la prensa internacional (“escritor premiado de día, limpiador del subte de noche”) y de las grandes casas editoriales, lo que le valió su reedición este año, ahora bajo el sello de Alfaguara.

Que de lejos parecen moscas es una novela vertiginosa, un día en la vida del poderoso señor Machi, un hombre que “se hizo a sí mismo”, amasando una fortuna bajo el amparo de la dictadura militar en Argentina, casado con la hija de un terrateniente, a la que considera una más de sus adquisiciones de lujo, tan representativa de su éxito como su BMW y su colección de 300 corbatas.

El señor Machi está acostumbrado a comprarlo todo, tienen todo lo que merece porque puede pagarlo, es seguro y confiado hasta que descubre un cadáver con el rostro desfigurado en la cajuela de su auto, atado con las esposas de peluche rosa que utiliza en sus juegos sexuales. Ahora todos sus diminutos contrincantes, que de lejos parecen moscas se revelan ante él como verdaderos enemigos. Con un cadáver a cuestas el señor Machi no sabe en quién confiar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *